hassler-contraloria-clinica-sierra-bella

“Incrementaron el valor en casi $ 5 mil millones”: Asociación de Tasadores critica trabajo de peritos contratados por Hassler en el caso de exclínica Sierra Bella

A pesar de que la alcaldesa Irací Hassler ha defendido las labores realizadas por el municipio para la adquisición del inmueble, el presidente de Asatch, Teodosio Cayo, aseguró que debieron haber hecho una revisión más exhaustiva de las labores de los profesionales que contrataron, ya que, a juicio del organismo, no se respetaron las exigencias de la ley. El profesional puso en tela de juicio una de las principales defensas de la alcaldesa, que es la idoneidad de la valoración del cuestionado inmueble.

La compra de la exclínica Sierra Bella por parte de la Municipalidad de Santiago sigue dando que hablar. Pues ahora, conocida la defensa que esgrimió el equipo de la alcaldesa Irací Hassler ante la Contraloría, donde relevaron el rol de los peritos que valorizaron el inmueble, la Asociación de Tasadores de Chile (Asatch) salió a cuestionar la tasación y la fórmula que siguieron los profesionales para completar la labor encomendada. Como sostuvo en conversación con La Tercera PM el presidente de la entidad, Teodosio Cayo, en medio de la compra se estaría incrementando el valor del suelo sin justificación.

“Al revisar las tasaciones quedan muchas dudas del procedimiento realizado. Primero, porque las tasaciones con que se está justificando esta compra no cumplen ni se ajustan a lo que establece la norma chilena vigente. No cumplen con algo tan básico como es definir adecuadamente el mecanismo de valoración acorde a los principios que sustentan el valor y los enfoques que establece la norma. Por lo tanto, las descripciones del trabajo no son consistentes con los cálculos realizados” manifestó el profesional.

Como explicó, la tasación del inmueble en cuestión parte de la base de que es un terreno para desarrollo inmobiliario, con lo que debería tomarse “el valor como un todo”, según detalló. Sin embargo, a eso se le sumó construcciones y costos de reposición sin sustento, lo que permitió -como indicó- “incrementar el valor del suelo en casi cinco mil millones de pesos sin justificación”.

“Desconocemos cómo fue el proceso de contratación de estos profesionales, pero si uno hace una tasación de acuerdo a la norma chilena e internacional, estas debiesen tener el sustento adecuado, lo que acá no existe. Si se mira el valor del suelo como un todo, ese debería ser el valor de la clínica, pero que a eso le hayan agregado cinco mil millones por valores de reposición sin justificación no es entendible. Adicionalmente, los referentes que usan para valorar el suelo, están sin homologación ni ajuste. De hecho, yo revisé una de las referencias que se usa y está a seis kilómetros del lugar del inmueble”, complementó Cayo.

Dada la situación, el presidente de Asatch concluye: “Las instituciones que solicitan los informes -en este caso el municipio- no están pidiendo que los mismos se ajusten a la norma; que los profesionales que hacen las tasaciones no consta que cuenten con capacitaciones vigentes; que los profesionales o las empresas a las que prestan servicios no cuentan con la certificación que corresponde; y que estas personas no están al alero de una regulación ética profesional como la que tenemos en Asatch”.

¿Quiénes tasaron la clínica?

Tras el cuestionado monto de adquisición, como quedó de manifiesto en las contestaciones que ha hecho Santiago a Contraloría, hay dos arquitectas y un arquitecto: Mylena Cárcamo Valencia, María José Sepúlveda y Patricio Gajardo Rocha.

Cárcamo se tituló como arquitecta en 2012 en la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), actualmente trabaja como tasadora en la empresa privada Tinsa S.A., donde ha realizado aproximadamente 236 tasaciones según su Currículum. Además, ha trabajado en proyectos en las municipalidades de Paine y La Granja. El 13 de diciembre de 2022 entregó su tasación de Sierra Bella a la municipalidad, indicando que el valor de compra debía ser de 232.842,2 UF.

Por otro lado, María José Sepúlveda hizo entrega de su informe el 14 de diciembre del año pasado, tasando la clínica en 234.248,00 UF. Ella tiene 38 años, se tituló el 2017 en la Universidad de Chile y actualmente elabora informes de tasaciones bancarias para BCI y el Banco de Chile desde la consultora Karvic, y cumple funciones en Colliers, EGIS Alegría y construcción Felipe Durandeau.

Respecto de ella, además, se destaca que cuenta con un diplomado de tasación inmobiliaria de la PUC, y que anteriormente se desempeñó como tasadora en las cortes de Antofagasta, Valparaíso y Valdivia.

A las dos profesionales se suma Patricio Gajardo Rocha, quien tiene 55 años y se tituló de arquitectura en 1995 en la Universidad de Chile, donde se desempeña como coordinador en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo. Además, trabaja como perito judicial en la Corte de Apelaciones de Santiago y Talca y en el Avance Hospitales Red Maule y Constitución. En esta ocasión, Gajardo valorizó la exclínica en 235.600.00 UF.

Así las cosas, en la respuesta de la alcaldesa Hassler ante Contraloría, se argumenta que los profesionales elegidos para realizar las tasaciones de Sierra Bella cuentan con la experiencia necesaria para hacer una valoración correspondiente del inmueble: “Estos profesionales han acreditado expertiz, tanto en el desarrollo profesional y laboral como en el diseño de estudios de inmuebles, tanto en bancos, cortes superiores de Justicia y órganos de la Administración del Estado y en algunos casos con varias décadas de esta actividad, cumpliendo con ello los requisitos establecidos por el legislador para la realización de la mentada tarea”, se lee en el documento.

Pese a esto, para el presidente de la asociación de tasadores, el trabajo que desarrollaron en esta oportunidad “carece de las formalidades que exigen las normas nacionales e internacionales”.

Más allá de las dudas

Pese a los cuestionamientos, de acuerdo con lo expuesto por la concejala Virginia Palma (PC), los profesionales contratados por el municipio cumplirían con todos los requisitos para desempeñarse. “Poner en duda el profesionalismo de los tasadores con trayectoria, con estudios, personas capacitadas para hacer este tipo de trabajos es gravísimo. Han tenido una exposición pública gratuita y en un tenor que siempre tratan de vincular a algo irregular”, comentó.

“Son personas de alto nivel profesional, que quién podría llegar a cuestionarlos desde el nivel profesional, incluso si vamos más allá, yo he llegado a revisar más antecedentes de otras cosas que han hecho y tienen vínculos bastante importantes con lo social. Creo que es una vergüenza que se esté llegando a tal punto de querer frenar esto que hasta personas terceras involucradas que serían los profesionales tasadores estén cayendo en esta sobreexposición y cuestionamientos que los están inventando para desprestigiar esta compraventa”, agregó.

Por su parte, el concejal Santiago Mekis (RN), expresó: “Acá lo importante es explicar si existe o no un sobreprecio en la compra de la exclínica Sierra Bella, por eso hemos pedido revisiones en el concejo y en la Contraloría. Debieron hacerse tasaciones por alguna entienda bancaria y del Ministerio de Bienes Nacionales, y si se encuentra algunas irregularidades, hay que suspender la compra”.

Desde el municipio, en tanto, insistieron en que “las tasaciones fueron efectuadas por profesionales de vasta y reconocida trayectoria, con total apego a lo que establece la normativa para este tipo de procedimientos, lo que permitió establecer el valor comercial promedio del inmueble para que el municipio pudiera hacer una oferta por la propiedad, por un monto inferior a lo requerido por su dueño”.

“El promedio de las 3 tasaciones solicitadas por el municipio corresponde a UF 234.230.333 y la oferta enviada a la empresa fue de UF 234.124.000, la que se realizó el 26 de diciembre y fue aceptada al día siguiente”, agregaron.

Fuente: latercera.com

Print Friendly, PDF & Email