383681_1_62d70c1c3af64

Servel contrata a empresa vinculada a caso Odebrecht para datacenter de cómputos de plebiscito

Adexus S.A. es el nombre de la empresa computacional e informática que el Servicio Electoral (Servel) contrató para proveer el “desarrollo de software y datacenter para centro de cómputos” para el plebiscito de salida del proceso constitucional a celebrarse el 4 de septiembre.

Hasta abril de este año, Adexus fue subsidiaria de la firma peruana Aenza, antes llamada Graña y Montero y que estuvo involucrada en el caso Odebrecht. Los directores de Graña y Montero, José Graña Miró Quesada y Hernando Graña Acuña, fueron arrestados en 2017 por pagar millonarias coimas junto a la transnacional Odebrecht.

En abril de 2022 comenzó el traspaso de acciones desde Graña y Montero hacia el hoy controlador de Adexus, HPIC DOS S.A. 

Según los datos disponibles en Mercado Público, la licitación para desarrollar el software y datacenter de cómputo, fue adjudicada el 17 de marzo de 2022, semanas antes de que la firma peruana dejara su propiedad.

Sin competidores

El Servel le envió en junio a Adexus la orden de compra para el servicio de software y datacenter, pero el acta de evaluación que da cuenta del proceso de revisión de antecedentes y que propuso adjudicar el contrato a Adexus es de febrero de este año, cuando la empresa peruana aún no traspasaba todas sus acciones a la firma chilena.

Adjudicar el contrato no fue una decisión compleja para Servel: Adexus fue la única empresa que participó en la licitación, por lo que no tuvo competidores. Así, en mayo de este año firmó el contrato por más de $1.199 millones, que incluye una cláusula de confidencialidad y no divulgación.

Consultado por este contrato, Servel explicó que no cuenta “con datacenter homologado y con niveles de certificación requeridos para la operación de un sistema tan crítico como este”.

El organismo añadió que no cuenta con el personal suficiente para la modificación de los software debido a que “los intervalos de tiempo entre un ciclo electoral y otro hacen ineficiente contar permanentemente con esos recursos como propios”.

Piden que Contraloría revise la legalidad del contrato

Los datos de Mercado Público muestran que desde 2013 Adexus ha prestado el servicio de cómputos para Servel, de hecho ese año ganó la licitación frente a Entel y Telefónica Empresas Chile S.A. 

Aunque su historia como proveedor del Servel es larga, este martes se presentó ante Contraloría una solicitud para que se pronuncie sobre la legalidad del nuevo contrato y sobre si se cumplió con “los resguardos de seguridad y transparencia”. 

Además, se solicita evaluar si el precio ofertado está de acuerdo al mercado y si el contrato “vulnera alguna norma de seguridad nacional, ante una posible fuga de información”.

Cabe destacar que esta empresa no cuenta los votos, solo provee el software y el datacenter. De hecho, los resultados son auditados en base a las actas de sufragios completadas por los vocales de mesa en tres ejemplares, las que son digitalizadas.

«El Tribunal Calificador de Elecciones, órgano que entrega los resultados definitivos en base a sus propios ejemplares de actas entregadas por los vocales y a sus propios sistemas de conteo, ha determinado diferencias menores al 0.03% de los votos informados por el Servel, dando muestra de la confiabilidad y precisión de nuestro proceso y, especialmente, de la eficacia del control sobre la empresa que provee el centro de cómputos», explica Servel.

La filial de empresa peruana proveedora del Estado chileno

En junio de 2015, la empresa peruana Graña y Montero compró el 44% de la chilena Adexus. Nueve meses después, la compañía se adjudicó la licitación del Servel para proveer el servicio de datacenter para el centro de cómputos de las elecciones de 2018. 

En enero de 2016, la empresa se adjudicó nuevos contratos de centro de cómputos para el conteo de las elecciones de ese año y el siguiente a través de un convenio marco. En esa oportunidad hubo decenas de competidores y la subsidiaria de la empresa peruana, cuyos dueños serían apresados meses después, no ofreció el precio más barato, sino el mismo que otras empresas. 

Aun así, el Servel concluyó que Adexus cumplía con “los requerimientos administrativos, técnicos y económicos exigidos, siendo su oferta conveniente a los intereses institucionales”, seleccionándola por sobre el resto. En noviembre de ese año, Graña y Montero aumentó sus acciones en Adexus al 91%. 

Al revisar las órdenes de compra del proveedor Adexus que le ha adjudicado el Estado, solo en 2022 se registran transacciones con diversos compradores públicos. Entre estos se encuentran la Dirección General del Crédito Prendario, el Senado, el Registro Civil, la Conaf, la Universidad de Chile y el Servicio de Impuestos Internos.

Fuente: meganoticias.cl

Declaración del Servel sobre contratación de empresa a cargo de cómputos

Frente a la información emitida por Meganoticias de que la empresa chilena Adexus S.A., contratada por Servel haya estado vinculada al caso Odebrecht, el Servicio Electoral de Chile se hace un deber aclarar lo siguiente:

PRIMERO. El artículo 185 de la Ley N° 18.700 sobre Votaciones Populares y Escrutinios establece la obligación del Servicio Electoral de entregar resultados preliminares el día de la elección con el propósito de informar a la opinión pública. Estos resultados no tienen valor legal como escrutinio, no proclaman candidatos ni opciones ganadoras en los plebiscitos.

SEGUNDO. Los escrutinios definitivos los realiza y son responsabilidad del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) que legalmente utiliza un sistema independiente del Servel, en base a las actas de escrutinio que recibe directamente de cada una de las mesas receptoras de sufragios. Además, se practica un escrutinio intermedio por los Colegios Escrutadores el día siguiente de la elección o plebiscito.

TERCERO. En consecuencia, las afirmaciones de que el Servicio Electoral puede hacer un fraude con resultados preliminares que no tienen valor legal, no guarda relación con la realidad ni tiene asidero legal alguno por las razones señaladas.

CUARTO. Dadas las dimensiones de la tarea que implica levantar  resultados preliminares, en cuanto a rapidez, despliegue de resultados desagregados por divisiones territoriales y electorales del país, hasta llegar al local y a la mesa de votación, acceso a copia digitalizada del acta de escrutinio de la mesa,  acceso de 150.000 usuarios en forma concurrente, todo durante la tarde-noche de la elección, y además la entrega digitalizada a medios de comunicación  y protección contra millones de eventos de hackeos, el Servicio Electoral ha contratado externamente un software y data center para este sistema.

QUINTO. Desde el año 2016 se ha contratado a la empresa Adexus S.A. Para el próximo plebiscito se hizo por medio de licitación pública en enero 2022, donde fue el único oferente y se le asignó el contrato por $ 1.199 millones.

Cabe señalar que en el pasado el Servicio Electoral ha sido ampliamente reconocido tanto por los medios de comunicación, como por la opinión pública e incluso internacionalmente, por la oportunidad y rapidez de los resultados preliminares y su confiabilidad. Respecto de esto último, la diferencia entre los resultados preliminares del Servicio Electoral, los resultados de Colegios Escrutadores y los del Tricel, para los candidatos presidenciales, tanto en primera como segunda votación de año pasado, no fue superior a los 1015 votos.

SEXTO. Adexus S.A. en una importante empresa de computación en Chile, con clientes públicos y privados. Está en el registro de mercadopublico.cl con 500 contrataciones desde el 2016. Es efectivo que sus anteriores dueños indirectos, el grupo peruano Graña y Montero se vio involucrado en un caso de corrupción en dicho país en temas de obras públicas, pero vendió su participación en Adexus de Chile, siendo actualmente la empresa de propiedad de ejecutivos chilenos.

SEPTIMO. La contratación de esta empresa no implica que el Servicio Electoral delegue la responsabilidad sobre los resultados que se entreguen. El Servel toma los mecanismos y controles necesarios para comprobar la confiabilidad de los resultados que entrega. Nuestra transparencia es total ya que cualquier usuario puede comprobar el resultado de una mesa con el acta digitalizada que se dispone de ella en el sistema.

Por todo lo anterior, hacemos un llamado a los medios de comunicación, a que antes de hacerse eco de versiones mal intencionadas o que denotan un profundo desconocimiento, verificar la información con Servel. Versiones como esta sólo dañan el prestigio del sistema electoral chileno, el que cuenta con confianza transversal, lo que fortalece nuestra democracia.

Fuente: servel.cl

Print Friendly, PDF & Email