descarga (2)

Cómo aliviar el malestar si se bebió y comió en exceso durante los festejos de Fin de Año

Comer y beber de más provoca síntomas que, en general, se pasan con el correr de las horas. Aun así, según especialistas, hay algunas medidas que se pueden adoptar y otras que se deben evitar

Las fiestas de Fin de Año invitan a comer y beber de más y la consecuencia es el malestar que a la mañana siguiente perturba el día. Por supuesto, siempre lo mejor es la moderación, pero si no se cumplió con esa regla, hay algunas medidas para poner en práctica tras los excesos.

Una de las sensaciones peores es la llamada resaca que, según definen los especialistas de Mayo Clinic, “es un grupo de signos y síntomas desagradables que se presentan después de beber demasiada cantidad de alcohol”. ¿Cómo prevenirla? El método, siempre será la moderación. “Sin embargo, no existe una fórmula mágica que indique cuánto alcohol se puede beber sin peligro de tener resaca”, explicaron desde el mismo centro de salud e investigación de Estados Unidos. “Si bien las resacas son desagradables, en su mayoría pasan por sí solas, aunque pueden durar hasta 24 horas”, agregaron.

Para superar una posible indigestión a causa de los excesos de las Fiestas, Mayo Clinic recomienda:

-Comer cinco o seis comidas pequeñas al día en lugar de tres comidas grandes.

-Reducir o eliminar el consumo de alcohol y cafeína.

-Evitar ciertos analgésicos, como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno sódico.

“Si no desaparece la indigestión, los medicamentos pueden ayudar. Los antiácidos de venta sin receta suelen ser la primera opción”, dijeron. Si esto no es suficiente, la recomendación de los expertos es consultar con un médico.

En cuanto, a la resaca la “única cura”, aclararon los expertos de ese centro de salud “es el tiempo”, pero mientras tanto se pueden adoptar las siguientes medidas:

-Beber sorbos de agua o de jugo de fruta para evitar deshidratarse. Evitar tratar la resaca con más alcohol porque eso solo hará sentir peor.

Comer algo ligero. Una dieta blanda con tostadas y galletas saladas puede mejorar la glucosa sanguínea y calmar el estómago. Un caldo puede ayudar a reemplazar la sal y el potasio perdidos.

-Si la causa del malestar es sólo haber bebido en exceso y no la indigestión se puede tomar un analgésico. Una dosis estándar de algún analgésico de venta libre puede aliviar el dolor de cabeza; sin embargo, la aspirina puede irritar el estómago. “Si consumes alcohol en exceso con regularidad, el paracetamol (Tylenol y otros) puede provocarte daños graves en el hígado, incluso en las dosis que antes se consideraban seguras”, dijeron los especialistas de la clínica estadounidense.

Volver a la cama. “Si duermes suficiente tiempo, es posible que la resaca ya haya pasado cuando te despiertes”, dijeron.

Asimismo, aclararon que, “abundan los remedios alternativos para la resaca, pero los estudios no han descubierto ningún remedio natural que sea siempre capaz de mejorar esos síntomas”, pero recomendaron: “Consulta al médico antes de probar ninguna medicina alternativa, porque ten presente que lo natural no siempre es seguro. El médico puede ayudarte a entender los posibles riesgos y beneficios antes de intentar el tratamiento”.

Según una publicación de los Institutos Nacionales de la Salud en Estados Unidos (NIH), la recuperación de los efectos de la resaca suele ser cuestión de tiempo. La mayoría de los síntomas desaparecen en un plazo de 24 horas. Para mitigar la deshidratación y la pérdida de minerales debido al consumo excesivo de alcohol, las soluciones electrolíticas, como las bebidas deportivas, y un caldo o consomé pueden resultar beneficiosos. Estas alternativas ayudan a reponer las sales y el potasio necesarios para el funcionamiento del organismo.

Finalmente, Salva advirtió que los desórdenes alimenticios típicos de estas fechas, pueden llevar a problemas de salud más graves en personas con condiciones crónicas, tales como diabetes e hipertensión. Así, se aconseja mantener un equilibrio, evitar los extremos y controlar las porciones durante las festividades. Pero, posteriormente, las dietas estrictas como las detox no son vistas como una solución adecuada o saludable para compensar los excesos de las Fiestas.

En tanto, un estudio publicado en la revista Current Research in Food Science, mencionó que algunas frutas podrían mitigar los efectos de la resaca, como la pera, que mostró más del 90% de efectividad en mejorar la actividad de la enzima ALDH, responsable de eliminar el acetaldehído, el culpable principal de la resaca. La naranja, la carambola y la lima dulce también demostraron ser útiles ante estos malestares, con incrementos del 15%, 22% y 33%, respectivamente, en la actividad de ALDH.

Algunas frutas como la sandía, las uvas y la grosella espinosa, no solo no afectaron negativamente, sino que, en algunos casos, mejoraron la actividad del alcohol deshidrogenasa (ADH), la otra enzima clave para combatir la resaca. La sandía, en particular, mostró un aumento del 67% en la actividad de la ADH.

Además, los excesos de la Navidad y el Año Nuevo pueden llevar a malestar y culpa, incitando a seguir dietas restrictivas o planes detox que comúnmente implican el consumo exclusivo de frutas y verduras, ayuno, entre otras medidas. La nutricionista Florencia Salva enfatizó a Infobae para una nota anterior sobre la importancia de disfrutar de las comidas festivas con moderación y en compañía, mientras su colega Eugenia Briz destacó que el cuerpo es una “máquina de auto-limpieza” y sugirió una alimentación que apoye el proceso natural de desintoxicación. Estas practicas extremas de “limpieza” del cuerpo no son sostenibles ni necesarias, según ambas las expertas.

Print Friendly, PDF & Email