fea200dcc79549a.jpg

El escalofriante momento en que un tiburón devora a un joven ruso en una playa de Egipto

La tragedia ocurrió en la ciudad balnearia de Hurgada, en el mar Rojo. “Todo sucedió en cuestión de segundos”, afirmó el padre de la víctima, que tenía 23 años. IMÁGENES SENSIBLES

Un ciudadano ruso murió el jueves por el ataque de un tiburón en una playa de una ciudad balneario de Egipto, situada en el mar Rojo, en lo que marca el primer fallecimiento en lo que va de 2023 por las mordeduras de este animal después de que el año pasado perdieran la vida dos turistas en las mismas circunstancias, informaron medios locales y rusos.

“Un ataque de un tiburón en la ciudad turística de Hurgada esta tarde, de forma repentina e inesperada, provocó la muerte de un extranjero”, señalaron fuentes sanitarias al medio egipcio Al Masry al Youm, que indicó que se ha prohibido nadar en la zona del incidente hasta que se conozca el nivel de la amenaza.

Las mismas fuentes agregaron que uno de los barcos no logró salvar al ciudadano que “pedía ayuda a gritos durante el ataque del tiburón, antes de que lo devorara”.

Varios medios difundieron un vídeo publicado en Twitter, que no ha podido ser verificado independientemente, en el que aparece el hombre siendo devorado por el animal.

Hasta el momento, las autoridades egipcias no han reaccionado ante esta información.

La víctima ha sido identificada como Vladimir Popov, de 23 años, según la agencia rusa Tass.

El cónsul general de Rusia en Egipto, Viktor Voropaev, confirmó la muerte del ciudadano ruso en aguas de Hurgada y dijo que era residente permanente en Egipto, no un turista.

“El ruso murió como consecuencia del ataque de un tiburón”, declaró el cónsul general, según Tass, y advirtió a los ciudadanos de que tuvieran cuidado en el mar.

“Fuimos a la playa a relajarnos”, declaró Yury Popov, el padre de la víctima, al medio de comunicación 112. “Mi hijo fue atacado por un tiburón, todo ocurrió en cuestión de segundos”.

Popov precisó que no había ningún familiar cerca de su hijo para ayudarlo en el agua, aunque las primeras informaciones afirmaban que la novia del joven de 23 años había conseguido huir del ataque.

“¿Qué tipo de ayuda se puede prestar? Esta picadora de carne ocurrió en 20 segundos, simplemente fue arrastrado bajo el agua”, añadió.

“Es una coincidencia absolutamente ridícula, porque es una playa segura. Hay barcos y yates alrededor. Nunca ha ocurrido allí. Suelen atacar en playas salvajes. Es una especie de destino maligno”, lamentó.

En julio del año pasado, las autoridades egipcias confirmaron la muerte de dos mujeres por el ataque de un tiburón en la ciudad balneario de Sahl Hashesh, en el mar Rojo, mientras practicaban esnórquel.

Los ataques de tiburones han sido relativamente raros en la región costera del Mar Rojo en los últimos años, una zona que es un paraíso para los buceadores de todo el mundo por sus aguas cálidas y transparentes llenas de vida acuática.

Egipto depende del turismo para apuntalar su economía y tiene en el mar Rojo un polo de atracción para miles de turistas, en su mayoría procedentes de Rusia o países del este europeo.

Print Friendly, PDF & Email