402201_1_63c00fcf5c966

Tacaño extremo: Le dio anillo de compromiso a su novia y luego le pidió que le pagara la mitad

Las parejas suelen compartir gastos en el día a día, pero lo que ocurrió en Taiwán sobrepasó todo límite. Una mujer contó que su novio de hace cuatro años, finalmente, le pidió matrimonio, pero aquel emotivo momento quedó empañado por una particular petición.

Resulta que el hombre le pidió que dividieran el costo del anillo de compromiso, seguramente pensando que eso no le parecería raro a su prometida, aunque fue ella misma la que dio a conocer el caso a través de redes sociales.

Al principio, la mujer dijo que respetaba la actitud de su futuro esposo. Sin embargo, con el pasar de los días, la relación no ha ido por buen camino.

Así ocurrió la particular petición del novio

La especial petición de matrimonio pasó frente a un grupo de amigos de la pareja. El hombre se arrodilló y sacó del bolsillo una cajita que guardaba un anillo de diamantes, lo que conmovió a todos los presentes.

Esa sortija está avaluada en 4.900 dólares, lo que en pesos chilenos bordea los 4 millones. Hasta ahí todo bien, pero cuando el próximo matrimonio llegó a su casa, el hombre le pidió que le transfiriera los 2.450 dólares, equivalente a la mitad del precio de la joya.

¿Relación en ruinas?

El argumento del novio fue que una pareja comparte sus gastos, que el matrimonio es para dos personas y todo debe repartirse de manera equitativa. Pero aquella petición no habría hecho más que arruinar la relación que iba camino al altar.

Según reportan medios internacionales, los gastos estarían corriendo por cuenta propia, aunque ella no estaría usando el anillo de compromiso desde que él le hizo esa solicitud.

«No te quieren»

La publicación de la joven fue realizada en Dcard, una especie de Twitter muy popular en Taiwán, en donde se hizo viral por los miles de interacciones que generó su situación.

Uno de los comentarios que criticó el actuar del novio señala que «los hombres que no pueden permitirse gastar dinero en ti realmente no te quieren en primer lugar».

Otros le recomendaron que analice la opción de casarse con un hombre así, mientras que una usuaria fue más certera con su crítica: «¿Tendrá que pagar por el nacimiento de un niño en el futuro? ¿El costo de los controles de maternidad, hospitalización y cuotas mensuales? ¿Y las molestias del embarazo, las transformaciones corporales, los dolores de parto y la lactancia posparto? ¿Lo convertirá todo en efectivo para ti?».

Print Friendly, PDF & Email