5fa8fe50924cb

Nueva Zelanda hace historia: prohíbe fumar de por vida a todos los nacidos después de 2009

En unas décadas, nadie fumará en Nueva Zelanda. Podría convertirse en el primer país libre de tabaco del mundo. ¿Copiarán la ley en otros lugares?

La ministra adjunta de Sanidad de Nueva Zelanda, la doctora Ayesha Verrall, ha anunciado la aprobación de la ley que prohíbe comprar tabaco y fumar de por vida a todos los nacidos después del 1 de enero de 2009.

La prohibición de fumar en Nueva Zelanda se anunció hace un año, pero ha sido hoy cuando finalmente se ha convertido en ley. Se trata de una legislación pionera porque todos los nacidos a partir de 2009 no podrán fumar ni siquiera cuando sean adultos.

El objetivo es que en unas décadas exista una nueva generación de ciudadanos que nunca han probado el tabaco, y por tanto sea más sana y libre de adicciones.

El tabaco provoca millones de muertes al año, y un gasto de miles de millones de euros en tratamientos para el cáncer y otras enfermedades que provoca.

Nueva Zelanda prohíbe el tabaco a los jóvenes

Es una medida que también ayudará a reducir la mortalidad entre los maoríes, en donde el porcentaje de fumadores es mucho mayor. Esta prohibición de tabaco aumentará la esperanza de vida de las mujeres maoríes en un 25%, y la de los hombres en un 10%.

Junto a esta prohibición de fumar a las nuevas generaciones, también se han aprobado restricciones para los que fuman.

Los cigarrillos van a reducir la cantidad de nicotina a «niveles no adictivos«, según el comunicado del gobierno neozelandés. Además, los 6.000 establecimientos en donde se vende tabaco actualmente, se van a reducir a solo 600 a finales del año que viene.

De los 25 negocios en donde voluntariamente han dejado de vender tabaco, en el 85% el impacto económico ha sido neutro o positivo, según el gobierno.

«Miles de personas vivirán más tiempo y con mejor salud, y el sistema sanitario se beneficiará de 5.000 millones de dólares al no tener que tratar las enfermedades causadas por el tabaco, como numerosos tipos de cáncer, infartos, derrames cerebrales y amputaciones«, ha dicho la ministra adjunta de Sanidad, Ayesha Verrall.

¿Se podría aplicar una ley similar en otros países? La verdad es que sería mucho más complicado.

Nueva Zelanda es un país pequeño, solo tiene 5 millones de habitantes. Además, el índice de fumadores es bajo, solo el 8% de los adultos fuman a diario. Es una sociedad concienciada contra el tabaco.

Allí no será muy complicado aplicar la ley que prohíbe fumar de por vida a los nacidos a partir de 2009. En otros países con más población y más fumadores, costaría mucho más. Pero es un gran paso hacia una sociedad más sana y libre de adicciones.

Print Friendly, PDF & Email