DSC00031-scaled

Descubrimiento de relevancia mundial: Hallan un cementerio de “dragones voladores” en Atacama

«A nivel mundial, son escasos los hallazgos de varios individuos de pterosaurios preservados juntos (…) Ello da la oportunidad de analizar características que difícilmente pueden observarse en especímenes aplastados», detalló el equipo paleontológico.

Escondidos a más de 4.300 metros de altitud en el Cerro Tormento -a 121 kilómetros de la ciudad de Copiapó-, ubicado en pleno Desierto de Atacama, paleontólogos chilenos han hecho historia.

El equipo descubrió uno de los cementerios de pterosaurios más importantes del mundo. Esto, debido a su buen estado de conservación.

“A nivel mundial, son escasos los hallazgos de varios individuos de pterosaurios preservados juntos. Además, los huesos de pterosaurios de Cerro Tormento están preservados en tres dimensiones, lo cual es poco común, ya que los huesos de estos animales suelen preservarse rotos y aplastados debido a que son muy frágiles. Ello da la oportunidad de analizar características que difícilmente pueden observarse en especímenes aplastados”, indicó Jhonatan Alarcón, investigador de la Facultad de Ciencias de la U. de Chile.

En su estudio, publicado en la revista Cretaceous Research, describen el tiempo que les tomó recolectar los huesos desarticulados de este dragón volador: más de cinco años.

¿Pterosaurios chilenos?

Si bien no se refieren a ellos como los dragones voladores chilenos, el equipo explica que pretenden investigar cómo fue que sus fósiles llegaron a este sector: si es que murieron allí o fueron arrastrados por las corrientes de agua.

Entre sus características destaca que poseían largos cuellos y hocicos con cientos de dientes finos y juntos. Y como si se tratara de un antecesor de los flamencos, este dinosaurio alado se podría alimentar mediante la filtración del agua.

El estudio de sus huesos arrojó que con sus alas extendidas llegaban a superar los tres metros de ancho, superando al Pterodaustro guinazui de 2,5 metros descubierto en Argentina.

“Uno de los desafíos a futuro es identificar si los pterosaurios de ambas localidades representan al menos una especie nueva, y si corresponden a una misma especie”, explicó Alarcón, el líder de la investigación.

En relación a su datación, está aún es materia de investigación, pero el equipo de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile no descarta que vivieron durante el período Cretácico temprano, el cual ocurrió entre 145 y 100.5 millones de años.

“Esperamos que hallazgos como este sean incorporados dentro de la identidad de aquella región, y que a su vez motive el interés de la población general por la ciencia, especialmente de los más jóvenes”, concluyen.

Print Friendly, PDF & Email