SYV2LFECQJFJXOLFHWAV5CKJSU

Un soldado ucraniano organiza un control militar falso para pedirle matrimonio a su novia

Las imágenes que nos llegan desde Ucrania durante los últimos días son de lo más desoladoras. Ciudades bombardeadas y cientos de miles de civiles siendo evacuados a través de los corredores humanitarios son la estampa que se dibuja ahora mismo en el país de Europa del Este. 

Una guerra que está dejando historias humanas realmente estremecedoras, como la de este pequeño huyendo de su casa mientras explica que su padre se queda en Ucrania para combatir o la de la ganadora de Eurovisión, Jamala, escapando a pie con sus dos hijos.

Pero incluso en los momentos más difíciles hay lugar para el amor. De hecho, es un sentimiento que se intensifica con la sensación de peligro inminente. Tanto, que se puede llegar a manifestar de forma disparatada y abrupta, como le ha ocurrido a este soldado ucraniano que protagoniza una historia viral. 

Control militar fingido y pedida de mano 

En las últimas horas circula un vídeo en redes sociales donde se puede ver a un grupo de militares parando un coche y haciendo salir a todos los pasajeros para realizar un control. La escena tiene lugar en la ciudad de Fastiv, cerca de la capital del país.

Una cámara graba como las personas que salen del vehículo están obligadas a poner las manos encima del coche y a colocarse de espaldas a los militares. Una situación que hemos familiarizado en las películas pero que en contexto de guerra haría saltar las alarmas. No obstante, todo se trataba de un montaje de uno de los soldados para pedirle matrimonio a su novia. 

En pleno control empieza a sonar una música emotiva y, de repente, vemos al militar arrodillado ante su pareja. La reacción de ella demuestra que todo le pilla por sorpresa y se emociona al ver a su novio entregándole un anillo y un ramo de rosas al son de los aplausos de sus compañeros.

Tras el susto inicial y la emoción posterior, la pareja no perdió el tiempo y se trasladó a Kyiv, donde se casaron recibiendo la bendición del alcalde de la ciudad, Vitali Klichkó.

Amor en tiempo de guerra 

Esta no es la única historia de amor que hemos conocido en estos últimos días. Una pareja de jóvenes llamados Yaryna Arieva (21 años) y Sviatoslav Fursin (24 años) pasaron por el altar para sellar su unión por lo que pudiera pasar en el futuro inminente de su país. 

Tras 24 horas casados, ambos se alistaron al ejército junto. «Tal vez podemos morir. Solo queríamos estar juntos antes de todo eso», fueron las palabras de la joven pareja que se conoció en el 2019 en una protesta realizada en Kyiv y que se casó antes de lo previsto en el monasterio de San Miguel de la misma ciudad.

Print Friendly, PDF & Email